El joven artista

Antes siquiera de interesarse por la ciencia, Louis Pasteur fue un niño con gran talento para la pintura, en especial por los retratos. Aquí recorremos los primeros años de su vida, su familia y su arte.

Fermentación y pasteurización

La industria del vino llevó a Pasteur a adentrarse al mundo de los microorganismos y a aportar al conocimiento de dos procesos de gran relevancia, con impactos en la seguridad y vida de los alimentos.

La asimetría que rige la vida 

Con 25 años, Pasteur hizo su primera contribución a la ciencia. Apenas recibido de químico descrubrió una particularidad de las moléculas que permitió el desarrollo de los medicamentos que conocemos hoy.

De gusanos y gérmenes

Después del éxito con la fermentación y la pasteurización, Pasteur fue convocado a resolver un problema que afectaba a los gusanos de la seda. Ese trabajo derivó en la comprensión de las enfermedades infecciosas humanas. 

El legado internacional

El éxito de la vacuna contra la rabia impulsó a Pasteur a buscar fondos para crear un centro de investigación que asegurara la producción de vacunas y, sobre todo, promoviera la investigación científica en beneficio de la salud.  

Origen de los microorganismos

En una época en que la química era una ciencia incipiente, Pasteur se enfocó en comprender mejor varios procesos. En esa tarea hizo un hallazgo que demostró que una teoría sostenida durante 2.000 años no era correcta.

Las primeras vacunas

Motivado por sus descubrimientos, Pasteur ahondó en la medicina. Primero estudió enfermedades en animales, y luego humanas. Muy pronto logró desarrollar una herramienta que ha salvado millones de vidas: las vacunas.

.

© 2023 Institut Pasteur de Montevideo. Mataojo 2020, Montevideo (Malvín Norte). 
Idea y producción: Daniela Hirschfeld y Sabrina Cittadino.
Todos los derechos reservados.
Creado con Webnode Cookies
¡Crea tu página web gratis! Esta página web fue creada con Webnode. Crea tu propia web gratis hoy mismo! Comenzar